Triste pérdida para la lucha libre femenil: Adiós a Sahori

Menudita y de baja estatura, Sahori fue durante años una de las luchadoras consentidas de México. Era muy jovencita cuando comenzó a entrenar con Panchito Villalobos, tanto que su nombre lo tomó de una serie de dibujos animados: Los Caballeros del Zodiaco. En una entrevista que le hice hace doce años, me dijo que se convenció de ese nombre por el parecido por el japonés Kahori, que significa flor perfumada.

 Con más de 20 años de experiencia sobre los cuadriláteros, Sahori formó parte de dos divisiones femeniles brillantes: La de AAA de finales de los noventas, que tanto apoyó Antonio Peña, y la del CMLL de la década pasada, cuando las mujeres recuperaron un lugar bien merecido en las arenas más importantes de México.

Debutó en 1992 con el CMLL, pero ante las pocas oportunidades decidió buscar suerte en el circuito independiente. La Arena Naucalpan la cobijó durante un tiempo, y posteriormente ingresó a AAA, donde fue enmascarada como Lady Ludxor, como parte de la versión femenina de Los Cadetes del Espacio.

Esa máscara la perdió en 1998 en una lucha en jaula en la que ella, Alda Moreno y Rossy Moreno enfrentaron a Xóchitl Hamada, Miss Janeth y La Venus, siendo esta última la que se quedó al final con ella.

Luego, con la cara pintada, adoptó el personaje de La Novia de la Parka, pero tuvo que retirarse por un tiempo debido al nacimiento de sus gemelos, los cuales procreó con Octagón.

Al regresar, siguió luchando esporádicamente como independiente, hasta que en 2005 fue llamada al elenco femenil del CMLL, que entonces estaba formado por talentosas luchadoras como Dark Angel, Lady Apache, Marcela, Amapola, Hiroka y Princesa Sugey. Allí, siguió aprendiendo y actualizándose.

Aunque ya había viajado a Japón en los noventas, estar en el CMLL le permitió regresar al oriente. Sin embargo una lesión en la rodilla sufrida en la empresa REINA la alejó de los cuadriláteros por cerca de un año. Cuando regresó, en 2013, ya no lo hizo con el CMLL, pues se sentía fuera de forma, y desde entonces sólo luchó en las empresas independientes.

En los últimos años, Sahori aparecía muy poco en acción, pues contrajo matrimonio con el promotor Javier Amor

Finalmente, falleció esta mañana después de una larga lucha con el cáncer. Descanse en paz María Jovita Ramírez Zamora, la gran “Sahori”.

 

 

[Con tu Like nos ayudas a dar mejor información de calidad 🙂 ]







Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

%d bloggers like this: