Murió la hija de la presentadora Rocío Sánchez Azuara

Daniela padecía lupus desde hace 20 años

 

La presentadora mexicana Rocío Sánchez Azuara informó a través de su cuenta de Instagram del deceso de su hija Daniela, quien padecía lupus desde hace 20 años.

 

En su red social, Sánchez Azuara compartió una imagen de Daniela acompañada por un mensaje de despedida que decía:

 

Es tan difícil ver que has partido, saber que nunca más estarás conmigo, que tu sonrisa queda en mi recuerdo, que tu voz seguirá en mi mente, pero a pesar del gran dolor que tu ausencia me causa sólo me queda la certeza que ya estás descansando y agradecer por siempre tu amor. Hoy Dios ha querido tenerte a su lado. Descansa en paz, Daniela Santiago Sánchez

 

El pasado agosto se supo que la joven de 31 años estaba hospitalizada y grave.

 

 

“Hemos batallado con esto desde hace 20 años, es lupus eritematoso sistémico y bueno ahorita le encontraron una bacteria en la sangre que es producto de un catéter que trae para poderla hemodializar, se hemodializa tres veces a la semana”, explicó Sánchez Azuara.

 

“Se temía que la bacteria fuera mortal, gracias a dios solamente es grave. Es grave pero no es mortal. Su corazón está muy débil, funciona al 20 por ciento apenas y pues estamos ahí, con ella”, comentó al programa Hoy de Televisa.

 

Para principios de agosto, la joven llevaba ya varias semanas hospitalizada y aunque se encontraba en terapia intermedia, la bacteria había mermado mucho su salud. Tampoco estaba claro cuándo podría ser dada de alta.

 

La presentadora confesó además que su hija ya estaba cansada de la situación. “Hace rato me quiso tirar la toalla y me dice: ‘Estoy harta’, le dije: ‘Pues sí, como todos estamos hartos de verte sufrir, pero estás en el mejor hospital, con los mejores médicos y hay que hacer todo para que salgas adelante”.

 

Una insuficiencia cardíaca fue lo que llevó a Daniela al hospital a finales de julio y, según algunas versiones, la joven necesitaba de un trasplante de riñón para poder sobrevivir.

 

Sánchez Azuara declaró que el corazón de su hija estaba sumamente desgastado.

 

El pasado mayo, cuando se supo del trasplante de riñón, Rocío comentó acerca de Daniela: “Mi hija es una guerrera y aprendo de ella todos los días”.

 

Fuerza para ella y toda su familia. En paz descanse

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

%d bloggers like this: