Se dice que llovió por 36 horas continuas y fallecieron más de 30 mil personas.

En época de lluvias, recordamos una de las inundaciones más peligrosos que han azotado a la Ciudad de México: la “tromba de San Mateo”. La cual tuvo lugar en septiembre de 1629 y fue considerada una calamidad bíblica.

La cabeza de león que se encuentra en la esquina de las calles Madero y Motolinía marca el nivel que obtuvo el agua: más de dos metros sobre el suelo.

Un dato curioso es que se cree que una de las versiones de la leyenda de La Llorona tiene su origen en esta inundación. “Una india ahogó a sus hijos en el agua estancada, despechada por el casamiento de su amado con una doncella”, narran guías de turistas de la zona del Centro Histórico de la ciudad de México.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

%d bloggers like this: